Tomando vino evitas lavar la lechuga

Lechuga romana de "Cogollos Lucas".

Las instrucciones de una lechuga romana dicen lo siguiente:
«LAVAR ANTES DE CONSUMIR CON ABUNDANTE AGUA».

Es decir que, si no la vas a tomar con una gran cantidad de agua, te evitas tener que lavarla. Si vas con prisa, lo mejor es tomarla con vino. Eso sí, luego no conduzcas.