La crisis llega a la Iglesia Católica

Hay que empezar a fusionar santos.