Nombres laicos

"El Mundo", 1-3-2001, página 9.
"El Mundo", 1-3-2001, página 9.

«El Mundo» del 1 de marzo de 2001 comienza un artículo:
«El alcalde de Sebastián, Odón Elorza…».

Me parece bien. Si estamos en un Estado no confesional, hay que empezar a cambiar los nombres religiosos. A partir de ahora, San Sebastián será Sebastián. Y que se vayan preparando el resto: Sebastián de los Reyes, Lorenzo del Escorial… y hasta Turtzi y Tander (antes Santurtzi y Santander).

Llámala por el xenófono

"El Mundo", 16-2-2001, página 3.
"El Mundo", 16-2-2001, página 3.

«El Mundo» del 16 de febrero de 2001 publica un artículo sobre el desgraciado comentario de un parlamentario andaluz, al que los micrófonos de la televisión grabaron la frase «los moros, a Marruecos, que es donde deben estar». Y titula:
«El rubor xenófono del PSOE andaluz».

Se ve que al ser captada la xenofobia por un micrófono se convierte en xenofonía (suponemos que xenofonía sin hilos). ¿O será que esto del xenófono es un avance (o más bien un retroceso) de la telefonía móvil?:

-Tengo que hablar con la criada marroquí.
-Pues llámala por el xenófono.

El caos de Juaristi

"El Mundo", 8-5-2001, página 7.
"El Mundo", 8-5-2001, página 7.

«El Mundo» del 8 de mayo de 2001 entrevista a Carlos Garaikoetxea y le atribuye estas declaraciones:
«Y hay gente que ha estado en ETA, como es el caos de alguno de los citados como Juaristi».

El caso es que lo de Juaristi le parece un caos. O es una transcripción caótica. Como cuando a Arzalluz le atribuyeron una frase (ya la he citado en otro gazapo) en la que supuestamente decía «el maricón de turno» y él alegaba haber dicho «el Mario Conde de turno».

Muerto, pero sólo un poco

"El Mundo del País Vasco", 17-2-2000, página 14.
"El Mundo del País Vasco", 17-2-2000, página 14.

«El Mundo del País Vasco» del 17 de febrero de 2000 publica un artículo en el que el director del Instituto Vasco de Salud Laboral, Osalan, Juan Carlos Coto, asegura que:
«…las muertes por accidente laboral en enero han sido 10’4 menos de las ocurridas en enero del 99».

Imagino que se redondeará la cifra cuando fallezca el que sólo está muerto un 0’4.

Gatos para limpiar gasoil

«El Mundo» del 23 de enero de 2001, en un reportaje acerca de un vertido de gasoil que amenaza las islas Galápagos, dice:
«Por si faltara algo, el buque no estaba asegurado contra daños medioambientales, por lo que tendrá que ser el Estado ecuatoriano, que atraviesa una grave recesión económica, el que sufrague los gatos de la limpieza».

"El Mundo", 23-1-2001, página 32.
"El Mundo", 23-1-2001, página 32.

Entiendo que con la crisis económica, Ecuador no pueda contratar personas, pero me parece cruel utilizar animales para ello. Propongo que la comunidad internacional intervenga, dotando a Ecuador de medios modernos de limpieza para que no tenga que utilizar en estas labores a los pobres gatos.

La extraña condena

"El Mundo del País Vasco", 22-9-2001, página 22.
"El Mundo del País Vasco", 22-9-2001, página 22.

En «El Mundo» del 22 de septiembre de 2001 aparece un artículo con el título:
«Detenido un etarra para que cumpla la condena pendiente».

En el interior del artículo, leemos:
«Narbarte cumplió parte de la pena y, tras 12 años en la cárcel, salió en libertad provisional, quedándole pendiente de cumplir tres años».

De lo que deduzco que fue condenado a 15 años. Pero un poco después, explica:
«Narbarte Gil fue detenido tras la captura el 18 de noviembre de 1994 de los miembros liberados del Comando Vizcaya…».

Es decir, que hizo una condena intensiva, ya que estuvo doce años en la cárcel entre 1994 y 2001.

Pero, para terminar de aclarar las cosas, continúa el artículo:
«El arrestado fue condenado a ocho años por un delito de colaboración con banda armada».

Resumiendo: le condenan a ocho años. En un plazo de siete años, cumple doce de condena, y todavía le quedan tres por cumplir. Está claro. ¿O no? Yo creo que lo han detenido porque a estas alturas nadie sabe a ciencia cierta si tiene que volver a ingresar en la cárcel o si le sobran años de condena.

Cuatro conductores simultáneos

"El Mundo del País Vasco", 7-10-2001, página 37.
"El Mundo del País Vasco", 7-10-2001, página 37.

«El Mundo del País Vasco» del 7 de octubre de 2001 titula:
«Sorprenden a cuatro personas conduciendo un coche robado».

Toda una sorpresa, evidentemente. Porque lo lógico sería que condujese una de ellas y las otras tres la acompañasen. Pero si van llamando la atención de esa manera, no me extraña que las detengan.

Los empresarios son impotentes

"El País", 21-10-2001, página 27.
"El País", 21-10-2001, página 27.

El 21 de octubre de 2001, en «El País», aparece un anuncio de direcciona.es, que dice:
«La posibilidad de que el hijo del jefe y tú seáis la misma persona es del 0’00000000001%».

Es decir, que de cada diez billones de personas, sólo una es hija del jefe. Lo cual demuestra que los jefes son impotentes. Supongo que la Confederación de Empresarios tendrá algo que decir al respecto.

"Expansión & Empleo", 20 y 21-10-2001, página 4.
"Expansión & Empleo", 20 y 21-10-2001, página 4.

La misma empresa, el mismo día, publica un anuncio en el suplemento «Expansión & Empleo», que se publica, entre otros medios, con «El Mundo», que dice:
«La posibilidad de que alguien te contrate por tu cara bonita es del 0’00000000001%».

¡Sólo nos faltaba ahora que el de la cara bonita sea precisamente el hijo del jefe!

Un frontón en el Annapurna

"El Mundo del País Vasco", 22-11-2002, página 64.
"El Mundo del País Vasco", 22-11-2002, página 64.

«El Mundo del País Vasco» del 22 de noviembre de 2002 publica una fotografía en la que se ve a un pelotari, en pleno esfuerzo, dándole a la pelota con la pala. Y el pie de foto dice:
«Juanito Oiarzabal descansa, durante la ascensión al Annapurna, su último ‘ochomil’, en 1999».

Todos sabemos que Juanito Oiarzabal es un montañero excepcional. Y atípico: suele fumar y beberse un patxaran cuando celebra sus logros en la montaña. Lo que me sorprende es que, para descansar, juegue al frontón. Y más aún me sorprende que haya conseguido, supongo que de sus patrocinadores, que le instalen un frontón en pleno Annapurna.

Un tal Firma de Foto

"El Mundo", 1-8-2002, página 32.
"El Mundo", 1-8-2002, página 32.

«El Mundo» del 1 de agosto de 2002, en sus páginas de deportes publica la fotografía de un ciclista en pleno esfuerzo. Y en el pie de foto leemos:
«Pie de foto falso para ver cómo queda esta página».

La fotografía está firmada por «FIRMA DE FOTO».

Hay que decir que la página ha quedado normalita. Tampoco es de lo mejor que ha hecho este periódico. La fotografía, también hay que reconocerlo, es buena. Se ve que el tal Firma de Foto es un buen periodista gráfico.