Diccionario de medicina

AMPUTEAR
Acción de eliminar algún trozo del cuerpo humano, intentando causar el mayor dolor posible.

ANISTISISTA
1. Especialista en privar a los pacientes de sensibilidad haciéndoles ingerir anís hasta que pierdan el conocimiento.
2. Especialista en privar a los pacientes de sensibilidad, aunque es él quien realmente le da a la priva, concretamente al anís.
(palabra sugerida por una información de “El País”)

BARBITURCO
Preparado farmacológico para muñecas, elaborado en Turquía.

CÁNCER
Enfermedad que, por suerte, no padecen todos los nacidos entre el 21 de junio y el 20 de julio. Algo parecido pasa con Virgo.

DIVERTICULOSIS
Aparición y trastorno consecutivo de divertículos en el intestino grueso. Pese a su nombre, a quien padece esta dolencia no suele hacerle demasiada gracia.

ENDOSCOPIO
Sofisticado aparato con el que los malos estudiantes van aprobando sus asignaturas. Los peores utilizan el entrescopio y los pésimos el encuatrocopio.

FAMOSIS
Eliminar la piel del prepucio a algún personaje de los que luego relatan su operación en la prensa amarilla.

GASTITIS
Enfermedad del estómago que afecta de manera especial al bolsillo del que la padece. Si la afección económica es grande, se conoce por gastoenteritis.

HIPOCRÍTICO
Juramento que hacen determinados profesionales de la medicina, pensando más en los beneficios económicos que en la salud de sus pacientes.

IMPUTENCIA
Incapacidad masculina para realizar el acto sexual pagando. Este mal puede tener origen de tipo económico.

JARABE
Medicamento procedente de Jarabia. Popularmente se conoce por el nombre de jmoro, pero es mucho más difícil de pronunciar.

KOCH
Bacilo culpable de la vertuculosis, enfermedad consistente en fijar la vista en determinada parte de la anatomía, generalmente de personas del sexo contrario

LOCURA
Es la antienfermedad. Gracias a ella subsisten la mayoría de las personas, porque lo cura todo.

MEXICAMENTO
Preparado farmacológico en cuya composición intervienen, inevitablemente, los chiles jalapeños. No se recomienda administrar por vía rectal.

NARICELA
Enfermedad infecto-contagiosa, por medio de la cual se llena de granos el apéndice nasal de un destacado literato y premio Nobel.

Ñ
Ni una sola enfermedad empieza por esta letra tan española. Es decir, que somos más sanos que el resto del mundo.

ORNITORRINCOLARINGÓLOGO
Especialista en enfermedades de la laringe, con pico de pato, mamífero y que pone huevos, entre otras cosas raras.

OSTIÓPATA
Especie de paramédico psicópata, que trata de curar algunas enfermedades de sus pacientes a base de golpes.

PARAELISIS
Dolencia que obliga a los afectados a permanecer ante un piano, interpretando continuamente una determinada composición musical, y sólo esa, para desesperación de familiares y vecinos.

QUIRÓFONO
Lugar destinado a que los pacientes hablen sobre las operaciones a las que han sido sometidos.

REUMA
Dos veces uma. Es decir, el resultado de una suma de uma y uma.

SUPOSITORIO
Acción por medio de la cual el médico, cuando no está seguro de qué enfermedad padeces, para no quedar mal, te dice lo que él supone.

TÉTANO
Antigua consigna del nacional-catolicismo cuyos miembros, paradójicamente eran partidarios de la lactancia natural y, también paradójicamente, solían ser los que más chupaban del bote.

UTERO
Órgano femenino que alberga el óvulo fecundado que posteriormente se transforma en feto y más tarde engendra reformistas religiosos, conocidos como uteranos.

VARIZ
Vena que se hincha y duele, sobre todo en la pierna. Bogart lo padeció y dejó constancia en “Casablanca” de lo difícil que es de eliminar cuando dijo aquello de “siempre nos quedará Variz”.

X
Rayos pornográficos. Obsérvese que casi siempre nos piden que nos desnudemos para someternos a ellos.

YEYUNO
Curiosamente se llama así la segunda porción del intestino delgado, cuando hubiera sido más lógico que se llamase yeydós.

ZULO
En vasco, agujero. En medicina, se refiere a un agujero que sirve para introducir por él los zupozitorios.

El Banco Popular nos ofrece una salida para la crisis

El Banco Popular nos ofrece la solución a la crisis. Cualquier parado puede conseguir unos importantes ingresos extra con sólo seguir las recomendaciones de esta entidad.

Efectivamente, el 12 de julio de 2010 he recogido en una sucursal un folleto publicitario cuya primera página da la pista fundamental. Dice así:
“Sólo tiene un 0,005% de posibilidades de encontrar una bolsa llena de dinero en un contenedor”.

He hecho unas cuentas rápidas y deduzco lo siguiente (voy a ir paso a paso para no perderme):

  • De cada 100 contenedores, en 0,005 hay una bolsa llena de dinero.
  • De cada 1.000 contenedores, hay una bolsa en 0,05.
  • De cada 10.000 contenedores, hay una bolsa en 0,5.
  • Por lo tanto, de cada 20.000 contenedores, en uno hay una bolsa llena de dinero.

Ahora viene la segunda parte: cuántos contenedores puedo revisar al día. Es un cálculo muy personal, por lo que está sujeto a variaciones según quién lo aplique. Vamos a poner que revisar un contenedor me lleva 3 minutos y trasladarme de un contenedor a otro, 2 minutos más (tengo que elegir una zona poblada para no perder tiempo). De esta manera puedo revisar 12 contenedores por hora. En una jornada laboral de 8 horas (tampoco es cosa de meter horas extra), revisaría 96 contenedores. Trabajando unos 200 y pico días al año, podría revisar al año unos 20.000. Es decir, que cada año, debería encontrar una bolsa llena de dinero.

Pero ahora viene el truco. ¿O alguien se creía que la publicidad de un banco no iba a tener truco? Me he leído el folleto entero (incluso la letra pequeña) y en ningún sitio dice el tamaño de la bolsa ni la cantidad de dinero que contiene. Di que en un año de hurgar en la basura, espero que haya otras cosas de valor cuya posibilidad de aparecer en un contenedor sea mayor que la de la bolsa.

De todas formas, hay algo que me genera dudas acerca de esta publicidad. En la zona donde yo vivo suele haber una pobre gente revisando los contenedores. Alguno de ellos lleva varios años y suele coger cosas metálicas, pero ninguno tiene pinta de que haya encontrado la bolsa correspondiente. A ver si he hecho mal los cálculos…

La Gazapoteca se renueva

La Gazapoteca se renueva. Después de doce años en la Red, nos hacía falta. La versión antigua ha desaparecido, pero sus contenidos irán volviendo poco a poco, siempre que sea posible acompañados de la imagen oportuna.