No hay que regar a los trabajadores

"Ideal", 25-6-2006, suplemento "Expectativas", página 3.
"Ideal", 25-6-2006, suplemento "Expectativas", página 3.

Parece ser que algunos constructores tienen la mala costumbre de regar a sus trabajadores. Probablemente son empresarios que provienen del sector agrícola y no se han adaptado a su nueva actividad. “Ideal”, el 25 de junio de 2006, titula:
“Jornada sobre prevención de riegos laborales en construcción”.

La noticia añade:
“Se pretende impulsar la cultura preventiva mediante la formación de los empresarios”.

Lo que yo pensaba: hay que formarlos, porque traen tics adquiridos de su ocupación anterior.

La fotografía que acompaña la información es inequívoca: un trabajador se encoge y lleva la cabeza tapada, probablemente para evitar que el empresario lo riegue.

Una respuesta a “No hay que regar a los trabajadores”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *